jueves, 18 de noviembre de 2010

Sin sentido

Mi vida ya no tenía sentido, había sufrido siempre: mis padres, cuando pequeño, me abandonaron, ningún hogar me quería tenés, no tenía amigos, ni siquiera compañeros; no tenía grupo al que unirme, no me gustaba ningún tipo de música y ahora de grande, no estoy casado ni tengo hijos, ni siquiera me enamoré. Me siento fuera de lugar, como sí no perteneciera a ningún lado; y lo peor, no tengo a quién dejarle un escrito sobre mi fin. Hoy, en la baranda de un puente, estoy por darle un final a este sufrimiento.
Pero de pronto escuché y sentí un temblor que samarreo la tierra. Algo en el cielo de repente apareció, algo que oscurecio la luminosidad del sol; "ya no estas sólo" escuché y caí en un profundo sueño.
Cuando recuperé la conciencia estaba en un especie de habitación con paredes extrañas y un ventanal.
Cuando menos lo esperé, oí una voy que me dijo: "todavía no recuerdas nada, hijo?". Miré y no vi a nadie, entonces esa voz se corporizo, tocó mi frente y dijo: "estabas aburrido de tu vida de príncipe, según vos sin libertades; decidíste entonces ir a un planeta llamado tierra para vivir nuevas experiencias, y tu mamá y yo dejamos que hicieras como te plasca. Acentimos en que vayas a vivir la vida a tu gusto, suponiendo que sería la última vez que te veriamos.
Luego de mucho tiempo decidimos conquistar o destruir un planeta más del montón, según la resistencia, a bordo de la nave XT-NET , nuestra nave, tu nave, y vimos la locura que estabas por cometer, terminar con tu vida.
Pero ahora que ya estamos juntos de nuevo, recuperaste tus recuerdos, que decidíste borrar para tu nueva vida en la tierra, mientras hablábamos, como la imposición de mis manos en tu cabeza; y viendo que esa vida no te agrado, vuelve con nosotros y conquistemos este mundo".
A lo que respondi: "padre, he visto el sufrir de la vida de estas personas en este lugar, dejemoslos, que ya suficiente sufrimiento tienen".
Y me contestó: "así será".
Y la nave salió de la atmósfera terreste para jamás volver.
-fin-

No hay comentarios:

Publicar un comentario