jueves, 14 de enero de 2010

vengo de pasado: segunda parte

Mi plan era entrar en la casa cuando el dueño se haya ido una noche, un fin de semana o simplemente no este; llevarme el añillo y marcharme lo màs lejos posible, ya sea de la ciudad o del paìs, por que para cuando se supiera lo del robo, yo serìa el principal sospechoso. ¿por què?yo era uno de los pocos que sabìa de su existencia, todos me veìan como un ambicioso, y la manera insistente en la que yo querìa comprarlo.
Tenìa que ser oido y ojos en esa casa esperando mi oportunidad, pero necesitaba tecnologìa para eso.
Lo que necesito es una cámara diminuta y algo para darle movimiento, y hacerla entra en la casa de mi vecino. Lo màs parecido a eso es la llamada HORMI-CAM. un dispositivo que consta de una cámara y un robot en miniatura. Eran perfectos para el plan, sólo tenía que ponerlo en marcha.
Esa misma noche dirigí el aparato hacia su objetivo, después de haber instalado el televisor que me daría la imagen que la cámara toma haciendo entrar por la mirilla de la puerta, el aparato lo envíe hacia la habitación y lo hice subir en un ropero que había en ella; observar y escuchar era su misión. -si, si esta noche puedo, comemos y me quedo en tu casa- ...-que, que... Aaa! Me quedé dormido!- sebastián. Algo escuché, sino, no me hubiera despertado, voy a retroceder la cinta, me coloque unos auriculares y mire, como lo esperaba!, ahora sólo tengo que esperar hasta la noche.