martes, 1 de diciembre de 2009

Vengo del pasado : primera parte

Nadie sabe si esto fue verdad, un invento, un cuento o un juego perverso y retorcido de la imaginación, aun así, esta es la historia...
Estoy en el 2050!- Sebastián jorenz. (exhala)-igual ya nada me sorprende-. -lo ùnico que espero es que estos billetes que traje sirvan- .
Un año mas tarde... Listo, conseguí todo lo que quería, bueno casi todo. Conseguí un trabajo muy bien pago, me gane un premio importante en la lotería, me compre una mansión, y tengo un auto excelente. lo único que me falta es un anillo, uno muy valioso de un material descubierto hace poco del cual casi nadie había oído hablar y que una persona del barrio, poseía; es como una alianza de oro y en la parte superior tiene una gema de color negro en forma de estrella. Al día siguiente de enterarme de que fred era el dueño de la novena maravilla, intente comprárselo una y otra y vez, cada vez subiendo el monto que habría de pagar por el. Viendo que no lo conseguiría de esa manera, decidí recurrir a la manera más vil y despreciable en la cual un ser humano puede caer, le iba a robar a una persona. Era tanta mi ambición y mi falta de criterio y mi deseo por ese tesoro que en cada hora que pasaba mas lo anhelaba.
Pero dentro mío sabìa que todo esto solo lo hacia para llenar el vacío, el cual siento terriblemente por haber perdido a mi familia. Es triste despertar y enterarte que las vidas de las personas que más amaste se fueron y nunca más volverán. Al principio fue horrible la sensación, que hasta el día de hoy tengo, pero lo único que podía terminar de desgarrar mi corazón y mi alma, fue que no habían muerto en un accidente, si no que habían sido asesinadas a sangre fría, aparentemente para robarles. Hasta el día de hoy se me quebranta el corazón cuando veo la foto de mi amada, sabiendo que dentro de ella llevaba al que hoy seria nuestro hijo; a pesar de mí sufrir, que es el calvario mas grande que nadie pueda vivir, tenia una esperanza, el anillo.
Pensé y pensé cual seria la manera mas adecuada de obtener lo que quería sin salir herido, preso ò lo que es peor, muerto. Tenía muchas ideas pero ninguna en la que el no me apunte con una pistola o yo a èl. Había una, simple, pero tan sencilla que tenia la sensación de que no funcionaria. Pero dado que era la única en la que no terminaba mal, decidí ejecutarla.

martes, 10 de noviembre de 2009

El fin: segunda parte

En las naves, la gente lloraba, al ver su hogar destruido por completo. No había manera de volver atrás, ahora había que enfocarse en sobrevivir.
La inmensidad del espacio era impresionante, planetas, estrellas, satélites; todo muy hermoso a la vista, pero había una necesidad, que era la búsqueda de un lugar donde vivir.
Las miles de naves se pusieron de acuerdo para no separarse; recorrieron planetas y no había vida en ninguno, hasta que, después de semanas de recorrer, salieron de su sistema solar y empezaron a recorrer otro, nuevo, desconocido.
Después de tanto tiempo la comida empezó a escasear y las personas comenzaron, de a poco, a morir.
Entonces se empezó a priorizar el cuidado de las personas quienes si o si debían sobrevivir; estos eran los científicos, que eran los ojos, brazos y piernas de las naves.
Luego de cuatro semanas de viaje, en el inmenso vacío del espacio, los científicos de las naves llegaron a la conclusión de que a una semana de distancia, se encontraba un planeta que casi con seguridad se podía habitar.
Era un lugar donde había agua, tierra, una atmósfera respirable; muy parecido al viejo hogar.
Mientras los científicos hacían sus investigaciones, los sobrevivientes estaban expectantes y apresurados por llegar.
Una nueva oportunidad de vida estaba al alcance de la mano; y ya solo faltaba una hora para llegar.
El lugar se veía imponente; la tierra verde, mar azul, forma esférica.
De repente, un rayo ilumino todo el espacio y envolvió a las miles de naves, las personas en su interior no podían creer lo que veían, el rayo provenía del que seria su nuevo hogar.
Las naves intentaron comunicarse para advertir que su presencia no era hostil, pero fue imposible; en un abrir y cerra de ojos, el rayo que envolvía las naves, las empezó a destruir una por una. Al cabo de un instante, en el espacio se vio una gran explosión, ya no quedaban rastros de las naves, solo fragmentos de ellas.
Su esperanza había terminado, el sueño de un nuevo hogar se había despedazado; lo único que se supo fue el nombre del planeta al que se dirigían, y ese nombre era "tierra".

lunes, 26 de octubre de 2009

El fin: primera parte

Es el año 2050, el planeta esta en ruinas, no hay vuelta atrás. En 24 horas todo acabaría, la gente esta desesperada, aturdida, no sabe que hacer. Se desataron por todo el mundo los mas fuertes tornados, huracanes, tsumanis; millones de personas mueren por hora, hay saqueos, asesinatos, todo es una locura. Todos lo sabían pero nadie lo quiso admitir, ahora ya es tarde. A raíz de esto, cada gobierno invento una nave interespacial, donde llevarían a todos cuanto pudieran, comida, ropa, buscando asi una rápida solución, la de irse a otro planeta. Las naves eran totalmente impresionantes, eran gigantescas, y se había invertido todo en ellas.
Todo es tan acelerado que ahora solo faltan 6 horas; el planeta empieza a literalmente explotar, generando cráteres por todos lados, ya ningún lugar es seguro. Las naves ya están cargadas y preparadas, las personas empiezan a subir, son millones, la espera para entrar se hace eterna.
Por otro lado rescatistas buscan personas vivas, después de los simultáneos accidentes.
Por lo que se observa ya entraron todas las personas a las naves y solo faltan 20 minutos para que todo termine.
Las naves empiezan a emprender vuelo con tanta rapidez, que a los minutos ya estaban afuera de la atmosfera del planeta.
Se observan miles de naves en el espacio, espacio infinito, oscuro e inexplorado.
Atrás, el planeta destruyéndose; esa esfera inmensa haciendo eternas implosiones. Hasta que, luego de una gran explosión, ya no quedo nada de el.

viernes, 25 de septiembre de 2009

un joven, como vos

Damiàn Robles, un joven como cualquiera, jamas hubiera imaginado lo que alcanzaria a lo largo de su vida. Teniendo veinte años y con un buen trabajo,se fue de su casa por un problema con su padre, y se fua a vivir con la familia de su novia, Nadia, con el proyecto a futuro de tener una casa propia.
Luego de mucho esfuerzo y con un lugar donde vivir, decidieron que ellos y el hijo que esperaban, vivieran de la mejor manera posible. Era tanta su ambicion por màs, que dejaron de lado a su bebe recièn nacido, por cosas que creian fundamentales para su comodidad, pero que en realidad no lo eran. Las personas del lugar comentaban sobre la felicidad que veìan en los Robles, pero no conocian la muy distinta realidad que vivian: uno de esos problemas era el alcoholismo de Damiàn.
Un dìa decidieron salir solos, dejando al niño en su casa a cuidado de una ñinera, para hablar tranquilos. El estaba borracho, su mujer, gritando y una niebla que empeoraba la situacion dio lugar a la muerte de ambos, tras chocar con un camion.
De esta manera los vecinos del lugar me contaron la tràgica muerte de mis padres.
Despuès de un tiempo volvi a la casa donde vivìa solo( por que mis padres no estaban nunca,no sabian que cosas me gustaban), pero mirando fotos y recordando tiempos pasados,encontrè una carta de mi padre dirijida a mi, escrita poco antes de la tragedia,la cual decia:
Rosario, 4 de junio de 2007
Querido hijo:
Con mucho dolor y mucha angustia te escribo esta carta para disculparme por estar estar ausente estos veinte años;ya se, no es fàcil comprender, pero estoy arrepentido y quiero decirte que no todo en la vida es lo material, la vida vale mucho,pero como no hay una publicidad que la promocione,no le damos la importancia que se merece;yo he tenido todo en mi vida y no he tenido nada,por que te he descuidado a ti y a tu madre,que en realidad son lo ùnico de valor que tengo.
Quiero que recuerdes esto: no trabajes para ganar plata que no necesites,para comprarte cosas que no te sirvan y para presumir ante persona que no te agradan. Ahora, estando en un momento oscuro de mi vida,me doy cuenta de què cosas son necesarias para mi: vos y tu mamà.
te ama.
tu papà

miércoles, 5 de agosto de 2009

cronicas de un viaje

Un relampago ilumino la penumbra,casi no se diferenciaban los objetos, a lo lejos una sombra que se asemejaba a una criatura gigante que lanzaba fuego por su boca y destruia
todo a su paso, personas que delante de mis ojos desaparecian. No entendia nada, no solo
no sabia donde estaba, si no que necesitaba irme de ahi, si no no sobreviviria. Bombas del
cielo caian consecutivamente y ningun lugar era seguro, mirando alrededor se veian las
casas destrozadas, gente corriendo y gritando desesperadas por lo que sucedia. Lo unico
que me quedaba por hacer, si no me queria morir, era encontrar un lugar donde refugiarme; empece a caminar guiado por las luces que destellaban las bombas y los relampagos, pero de pronto las bombas de distintos tamaños empezaron a pasarme muy cerca y empece a correr. Corria y corria pero no encontraba lugar donde resguardarme, segui corriendo de manera tal que ya no me encontraba en la parte urbana de la ciudad, ahora me ubicaba en un descampado. De repente una pequeña luz en el cielo comenzo a agrandarse hasta segarme completamente...luego desperte como quien despierta de un sueño, en un lugar similar a un hospital, estaba muy iluminado por una luz blanca intensa.
"bien, era lo que necesitabamos de el, ya no nos sirve", entonces en ese momento unos seres oprimieron unos botones a los cuales estaba conectado esta persona, terminando con la vida de la misma, y cumpliendo, asi, su objetivo. Averiguar que era lo que habia sucedido en el fin del planeta tierra.